lunes, 30 de junio de 2014

Caso Ciccone - la Presidenta, última decisora

Ante la quiebra que se avecinaba de la vieja Ciccone Calcográfica, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner tomó una decisión cuyas consecuencias arrastra hasta estos días. A mediados de 2010 rechazó el plan de sus funcionarios para que la Casa de Moneda controlara la planta impresora. Permitió así que llegara un grupo de inversores privados, según reconstruyó LA NACION durante las últimas semanas sobre la base de documentos públicos y privados, y los testimonios de seis funcionarios y ex funcionarios, y empresarios y abogados.

La Presidenta tomó esa decisión, aclaran sus colaboradores, sin conocer la gravedad de lo que ocurriría en los meses que siguieron, con el arribo de The Old Fund, un fondo que el juez federal Ariel Lijo consideró, en su resolución del viernes, que pertenece a Amado Boudou (entonces ministro de Economía).

Sin embargo, luego del estallido del escándalo, en febrero de 2012, la Presidenta decidió darle cobertura política a su número dos con una serie de decisiones de protección que pudieron derivar en un potencial encubrimiento, con la destrucción de evidencias cuando dos colaboradores de Boudou encabezaron la intervención de Ciccone.


Al procesar a Boudou, Lijo llegó a la conclusión de que la expropiación de Ciccone fue "la concreción de la voluntad original de la Administración Pública de adquirir oficialmente la planta", decisión que terminó de tomarse cuando el caso ya había salido a la luz. "No resultaría llamativo -estimó-, especialmente después de que los hechos delictivos tomaran estado público, que el Estado nacional decidiera su expropiación."

Dos años antes, sin embargo, el promotor de la privatización había sido el ex presidente Néstor Kirchner, que pretendía crear una nueva Ciccone con empresarios como Eduardo Eurnekian y Ernesto Gutiérrez, en línea con lo que también impulsó, un par de años antes, en Aerolíneas Argentinas, cuando se imaginó a Avianca como operadora e incluso con Juan Carlos Mena, de Buquebus, también como inversor.

pd: el resto de la nota publicada hoy en LA NACIÓN, acá.

sábado, 28 de junio de 2014

BOUDOU PROCESADO

Amado Boudou se convirtió anoche en el primer vicepresidente argentino en ejercicio en ser procesado por un acto de corrupción. Según la Justicia, aceptó como soborno el 70% de las acciones de la imprenta Ciccone Calcográfica para hacer negocios para sí, y se interesó en los trámites para levantar su quiebra.

Por eso el juez federal Ariel Lijo lo procesó por los delitos de cohecho pasivo (que implica recibir coimas) y negociaciones incompatibles con su función, delitos que se castigan con una pena de seis años de cárcel como máximo.

Según el juez Lijo, Boudou actuó con su socio y amigo José María Núñez Carmona, y se valió del contador Alejandro Vandenbroele como su testaferro, según escribió en 333 carillas. Todos quedaron procesados como partícipes del delito de cohecho y negociaciones incompatibles.


También quedaron procesados los empresarios que ofrecieron el 70 % de las acciones de Ciccone Calcográfica como coima para salvar la firma de la quiebra y generar nuevos negocios con el Estado. Nicolás Ciccone fue procesado por cohecho activo y su yerno Guillermo Reinwick, como partícipe del delito. Asimismo, fue procesado el ex jefe de asesores de la AFIP Rafael Resnick Brenner como partícipe por facilitar el plan de pagos para levantar la quiebra de la imprenta, en ese momento acosada por deudas fiscales.

Lijo aceleró los tiempos y firmó los procesamientos anoche al filo de las 23. Tenía previsto resolverlos en 15 días, pero los imputados buscaron dilatar las indagatorias con sus pedidos de prórroga, y ayer Boudou pidió ampliar nuevamente su indagatoria.

Lijo les prohibió a todos la salida del país, sin autorización judicial, excepto a Boudou. Y no les impuso prisión preventiva porque dijo que no hay motivos para pensar que entorpezcan la causa. Aunque no descartó hacerlo si ocurre en el futuro. Con respecto a Boudou, sus fueros no impiden procesarlo, aunque sí arrestarlo.

pd: el resto de la nota publicada hoy en LA NACIÓN. acá.

viernes, 27 de junio de 2014

Caso Ciccone: ¿Qué te pasó en Texas?

El ex jefe de Gabinete de Amado Boudou, Guido Forcieri, abortó este domingo el vuelo a Buenos Aires tras completar el primer tramo de su viaje. Llegó hasta Dallas, en Texas, pero optó por retornar a Washington y, desde allí, comunicarle a la Justicia argentina que le era "imposible" presentarse a explicar su rol en el "caso Ciccone".

Forcieri adquirió los pasajes en American Airlines y reservó su estadía en el hotel Four Seasons de Buenos Aires, según reconstruyó LA NACION. Lo hizo a un costo total que superó los US$ 7100, a través del sistema de reservas del Banco Mundial, donde representa en el directorio a la Argentina, Uruguay y otros países del Cono Sur.


No sólo eso. El hombre de confianza de Boudou y de su socio, José María Núñez Carmona, pero no así del actual ministro de Economía, Axel Kicillof, planeó quedarse sólo un par de días en Buenos Aires. Su plan era declarar ante el juez federal Ariel Lijo, para luego retornar ayer, jueves 26, a Nueva York, donde planeaba quedarse hasta el lunes 30.

El periplo que Forcieri reservó a través de Amex, la agencia de viaje que usa el Banco Mundial, contrasta con la versión oficial que su defensa expuso en los tribunales de Comodoro Py. Al juez Lijo le comunicó que "no tiene forma de delegar" los asuntos de la deuda soberana que, según clarificó, "debe atender de manera informal". Y por eso terminó por pedir que se postergue su indagatoria hasta el 11 de agosto, dentro de siete semanas.

pd: el resto de la nota publicada hoy en LA NACIÓN, acá.

domingo, 22 de junio de 2014

También Zannini, en la puja por la ex Ciccone

Antes de que la misteriosa empresa The Old Fund desembarcara en Ciccone Calcográfica y de que estallara el escándalo consecuente, el secretario legal y técnico de la Presidencia, Carlos Zannini, impulsó un plan para que la imprenta quedara bajo la órbita de la Casa de Moneda, pero fracasó en el intento.

Terminó derrotado por la mejor oferta que presentó la firma Boldt y por la desidia -o directamente el sabotaje interno- que exhibieron desde otras áreas del Gobierno, según reconstruyó LA NACION sobre la base del relato de funcionarios, documentos públicos y fuentes del sector privado que consultó durante las últimas semanas.


Zannini se involucró en el destino de la ex Ciccone a mediados de 2010, cuando la Justicia dispuso la quiebra de la compañía. Le pidió al ministro de Justicia, Julio Alak, que hiciera lo necesario para que la Casa de Moneda tomara el control de la imprenta y así alcanzar dos objetivos: potenciar a la alicaída imprenta estatal y mantener la estratégica impresión de papel moneda bajo el control total del Gobierno.

El tándem de Zannini y Alak afrontó, sin embargo, fuertes resistencias internas. Algunos funcionarios se mostraron muy afines a los intereses de Boldt, que pretendía quedarse con la planta de la ex Ciccone, mientras que el entonces ministro de Economía, Amado Boudou, comenzaba a desmarcarse junto a su socio José María Núñez Carmona.

pd: el resto de la nota publicada hoy en LA NACIÓN, acá.

sábado, 21 de junio de 2014

Respuesta a una carta abierta

Acabo de enterarme que ayer, Joaquín Romano, uno de los hijos del secretario privado de Amado Boudou, "Cachi" Romano, escribió una "carta pública" que se difundió a través del portal de Tiempo Argentino.

En esa carta (puede leerse completa acá), el hijo defiende al padre, lamenta lo que considera la magra o nula cobertura en La Nación y Clarín de la declaración de su padre (el día en que los "fondos buitres" monopolizó casi toda la atención) y carga contra mí por algo en particular.

Textual: "También se metieron con una de mis hermanas. El periodista Alconada Mon escribió que el novio formaba parte de una sociedad ligada al caso, lo cual es falso. Se confundió con otra persona. NUNCA ESCRIBIO NI UNA PALABRA PARA DECIR QUE ESO ERA MENTIRA".

JAMÁS debato con familiares de quienes aparecen en mis artículos, en particular con hijos, porque se mezclan emociones e ideas. Pero corresponde responder este comentario:

1. Nunca me "metí" con la hija de Romano; muchos menos jamás la identifiqué por su nombre. De hecho, sólo aludí a una "hija" de Romano en el 17º (y último) párrafo de UNA nota (ver acá).

2. Esa nota se publicó el 8 de abril de 2012. En el último párrafo de esa nota aludí a un sobrino del accionista minoritario de The Old Fund, Sergio Martínez, como novio de una hija de Romano, según rastreé en los archivos del diario. Es decir, hace DOS AÑOS, DOS MESES Y DOCE DÍAS.

3. En ese texto, consigné que además de en The Old Fund, Sergio Martínez apareció en Beaver Cheek SA, una firma del socio de Boudou, José María Núñez Carmona. Y que Martínez figuraba en esa sociedad junto a su sobrino, Mariano, novio de la hija del secretario privado de Boudou. ¿Cuál fue el error? Que no era Mariano sino el hermano de Mariano (es decir, otro sobrino de Sergio Martínez) el novio con esa muchacha.

4. Recuerdo que el día en que se publicó esa nota, un hijo de Romano me envió un tuit para recriminarme que su hermana no noviaba con Mariano (no tengo claro si fue Joaquín, pero ya pedí a Twitter que me envíe los registros de 2012). Recuerdo, sí, que de inmediato volví a consultar fuentes, encontré la confusión entre hermanos y se lo comenté por Twitter a Joaquín (o quien fuera), que nunca más contestó. Hasta que ahora apareció esta carta con el mismo planteo.

5. Recuerdo, también, que en cuanto verifiqué que no era Mariano, sino su hermano, me encargué de clarificarlo por Twitter, por Facebook y en el diario, en que se publicó una errata. Ergo, sí me encargué de rectificar la imprecisión.

6. Por último, durante los 28 meses transcurridos desde que estalló el escándalo en febrero de 2012, sólo aludí a Romano en CINCO notas (y una de ellas sólo para consignarlo entre los citados a declarar por la Justicia). Y en cuanto a su declaración judicial, LA NACIÓN sí publicó al respecto. Se encargó un colega -ver acá- dado que yo estaba con otro tema.

martes, 17 de junio de 2014

Himno Nacional Argentino - Versión Maracaná

Domingo 15 de junio. Estadio Maracaná. Río de Janeiro.

Argentina - Bosnia.

video

Porque, "¡qué leeeendo que es el fútbol, pibe!".

pd1: copyright de mi amigo (y flamante Corresponsal de "Valijeros" en el Mundial de Fútbol), el "Pollo Portugués" (largo de explicar).

pd2: ya sé que no tiene NADA que ver con este blog; pero tiene MUCHO que ver conmigo. Fundamento más que razonable, como editor responsable de este blog, para subirlo, ja!

domingo, 15 de junio de 2014

Núñez Carmona, bajo la lupa de la AFIP

Durante los últimos cuatro años la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) inició por lo menos tres investigaciones sobre José María Núñez Carmona, el socio comercial del vicepresidente Amado Boudou, sospechado de evasión tributaria y blanqueo fraudulento de activos, según reconstruyó LA NACION gracias a registros oficiales del organismo.

Las investigaciones, que todavía están abiertas y en trámite, surgieron por las sospechas que provocaron la compra y venta de divisas, operaciones de blanqueo de capitales y la adquisición de inmuebles y vehículos de alta gama.

Estas investigaciones aportan un nuevo elemento sobre la tensa relación que mantienen Boudou y el jefe de la AFIP, Ricardo Echegaray, y que esta semana llegó a su punto más bajo cuando Rafael Resnick Brenner, ex jefe de asesores de Echegaray, involucró aún más al vicepresidente con su declaración ante el juez Ariel Lijo.


Fuera del país desde hace semanas, Núñez Carmona quedó en el ojo de la tormenta del caso Ciccone. El jueves deberá presentarse ante Lijo, que quiere indagarlo como presunto traficante de influencias entre la familia dueña de la imprenta y Boudou, entonces ministro de Economía.

Famoso en Mar del Plata por la pequeña motocross en la que se movió durante años, mientras pedía a sus amigos que le invitaran un café, Núñez Carmona registró un gran salto en los bienes personales que declaró en 2008. Y a eso sumó compras y ventas millonarias de dólares y títulos. Hasta aprovechar el primer blanqueo que impulsó el Gobierno para exteriorizar $ 7.267.850 durante 2009. Unos US$ 2 millones al tipo de cambio vigente, justo cuando Boudou salió de la Anses y asumió en Economía.

pd: el resto de la nota publicada hoy en LA NACIÓN, acá.

jueves, 12 de junio de 2014

De encuentro casual, nada. ¡Cena!

Incómodo ante las preguntas de los periodistas de Todo Noticias (TN), el vicepresidente Amado Boudou terminó por admitir que tuvo un encuentro casual en el Palacio Duhau con Guillermo Reinwick, el yerno de Nicolás Ciccone. Pero en realidad se trató de una cena acordada. Y así, sin buscarlo, contradijo su propia versión ante la Justicia.

La admisión de Boudou llegó luego de meses de desmentidas ante las declaraciones de distintos miembros de la familia Ciccone, quienes detallaron sucesivos encuentros en los estudios de Telefé, en el bar I Fresh Market de Puerto Madero y, según Reinwick, en el Palacio Duhau.

Ante la Justicia, Boudou llegó incluso a presentar un escrito defensivo en febrero último, con el que buscó desmentir esos supuestos encuentros. "Jamás me reuní con el señor Guillermo Reinwick, tampoco con el señor Nicolás Tadeo Ciccone, o con alguno de los miembros de la familia o de su empresa", afirmó. "No tomé ningún café con ellos, ni compartí un almuerzo, ni jamás me relacioné con ellos de manera personal, y mucho menos intervine en sus negocios o en sus necesidades de índole comercial y/o financiera", añadió.


Pero en la entrevista que concedió a TN terminó por reconocer que sí se encontró en el Palacio Duhau con el dueño del Swiss Medical Group, Claudio Belocopitt, y con Reinwick, al que buscó reducir al rol de silencioso testigo del encuentro casual, a tal punto que según el vicepresidente sólo se presentó entonces como "Willy". Pero en realidad no se trató de un encuentro casual sino de una cena acordada.

Reinwick fue quien la gestionó, a pedido de su amigo Belocopitt, quien deseaba conocer a Boudou para hablarle de los sistemas de salud en la Argentina. Para eso, Reinwick apeló a la línea de contacto que ya había establecido con Boudou para ayudar a los Ciccone a través del entonces directivo de Telefé Gabriel Bianco, y de José María Núñez Carmona, el socio del entonces ministro de Economía.

pd: el resto de la nota publicada hoy en LA NACIÓN, acá.

martes, 10 de junio de 2014

Boudou indagado - un paso en un laaaaaaargo camino

La sola declaración indagatoria de Amado Boudou encarnó un paso sin precedente en la historia argentina. Por primera vez, un vicepresidente dar explicaciones ante la Justicia mientras aún se encuentra en funciones. En el caso Ciccone apenas significó un paso, relevante, pero sólo uno más en un largo camino que queda por recorrer.

El juez federal Ariel Lijo ahora debe completar la primera ronda de indagatorias. Hoy debería presentarse a declarar el socio e íntimo amigo de Boudou, José María Núñez Carmona, que se encuentra fuera del país, por lo que sólo ingresará a los tribunales de Comodoro Py dentro de unas semanas, con la ventaja de saber para entonces qué habrá declarado el resto.


Mañana será el turno del presidente de The Old Fund, Alejandro Vandenbroele; el jueves, de Rafael Resnick Brenner, el ex jefe de asesores del titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, y de Guillermo Reinwick, yerno del fundador de la imprenta, Nicolás Ciccone, que cerrará el viernes este primer turno.

De allí en más se abrirán varias sendas en la pesquisa. Por un lado, Boudou adelantó anoche que quiere ampliar su indagatoria. Y, de paso, retrucar a lo que puedan decir Resnick Brenner, Reinwick o Ciccone frente al juez. Lijo deberá, además, avanzar sobre la ruta del dinero detrás de la resurrección de la empresa fallida. ¿Quiénes aportaron los más de 50 millones de pesos para levantar la quiebra? ¿Por qué hasta ahora no dieron la cara?

Boudou cargó contra uno de ellos -Moneta- por su nombre ante Lijo, mientras a su lado aluden también a Brito. Pero en Tribunales, el vicepresidente prefirió concentrar más dardos en otro blanco: los Ciccone. Y de paso, en la prensa.

pd: el resto del análisis publicado hoy en LA NACIÓN, acá.

domingo, 8 de junio de 2014

Boudou, bajo la lupa de bancos y AFIP por lavado

El vicepresidente Amado Boudou figura en los registros de la Unidad de Información Financiera (UIF), que debe investigar si una de las sociedades comerciales que controla junto a su amigo y socio José María Núñez Carmona lavó unos 7 millones de pesos.

Las sospechas se concentran en una de las dos únicas sociedades que Boudou reconoce como propias ante la Oficina Anticorrupción (OA), Inversiones Inmobiliarias Aspen. Pero en las actas de asamblea de esa sociedad consta que su grupo empresario es más amplio e incluye otras cinco firmas: dos agencias de publicidad (Action Media y WSM), una firma organizadora de eventos (Rock Argentina), otra dueña de un yate (Embarcaciones Argentinas) y, por último, Beaver Cheek.

El HSBC emitió el reporte de operación sospechosa (ROS) a fines de 2012, meses después de que estallara el caso Ciccone. En el informe que remitió a la UIF, detalló que Boudou y Núñez Carmona jamás aportaron la documentación que sus oficiales de cumplimiento antilavado les solicitaron para verificar la legalidad de los movimientos por unos $ 7 millones en sus cuentas.


En su reporte a la UIF, el HSBC completó los pasos de rigor. Detalló todos los movimientos bancarios de Aspen, así como remitió el análisis preliminar que desarrollaron sus oficiales sobre el vicepresidente, su socio y un amigo de ambos, Juan Carlos López, "el Sordo".

Sin embargo, el reporte del HSBC que incluyó a Boudou no es el único que apuntó a su entorno inmediato, y tampoco sobre la operatoria del caso Ciccone. Al menos otros seis ROS alertaron sobre posibles operaciones de lavado vinculadas a esta trama durante los últimos años por un monto global que supera los $ 38 millones. Y a eso se sumó un requerimiento de colaboración desde las autoridades antilavado de España.

pd: el resto de la nota publicada hoy junto a @SantiagoDapelo en LA NACIÓN, acá.

jueves, 5 de junio de 2014

Ciccone - Boudou apunta al post-procesamiento

Cerca de los abogados de Amado Boudou sostienen que los dos escritos que el vicepresidente presentó ante la Justicia en apenas 24 horas no se contradicen entre sí, y que por el contrario, son complementarios. Y exponen una verdad silenciosa: para él, para sus abogados y para el Gobierno, su procesamiento es ya un hecho. Por eso ya no piensan en cómo lidiar con el juez Ariel Lijo. Apuntan ya a una vía de escape en la Cámara Federal o, incluso, en un juicio oral.

Dos abogados para Boudou: Eduardo Durañona y Diego Pirota. 

El primer escrito que presentó el martes Boudou fue el más personal y político de los dos. Apuntó al corto plazo con el objetivo declarado de adelantar la indagatoria para así reducir su desgaste público -medido en tapas de los diarios-, incluso con la ilusión de que el Mundial ayude a eclipsarlo.

En este primer escrito, influyó la visión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, con afirmaciones sobre el juez. Los abogados de Boudou, Diego Pirota y Darío Richarte, consideraron tan impropios esos dardos que se negaron a estampar sus firmas.

pd: el resto del análisis publicado hoy en LA NACIÓN, acá.

lunes, 2 de junio de 2014

Los Ciccone también deben dar explicaciones

No fue el resultado ideal, pero sí mejor que el que temieron. Así vivieron dentro de la familia Ciccone el llamado a prestar declaración indagatoria del fundador de la imprenta, Nicolás Ciccone, y de su yerno, Guillermo Reinwick, que ahora prometen aportar nuevos datos y evidencias al expediente.

Tanto Ciccone como Reinwick se encuentran bajo la lupa judicial desde las primeras semanas de la causa Ciccone, sospechados de protagonizar negociaciones indebidas con el vicepresidente Amado Boudou, su socio José María Núñez Carmona y y el único rostro visible de The Old Fund, Alejandro Vandenbroele.


Sin embargo, en diciembre pasado, ambos fueron citados a declarar como testigos en la causa, luego de que el juez federal Ariel Lijo evaluara que podían aportar más datos sobre la operatoria bajo juramento de decir verdad. Su decisión chocó de inmediato con la oposición del fiscal Jorge Di Lello, de la defensa compartida por Boudou y Núñez Carmona, y del abogado de Vandenbroele.

Para Di Lello, tanto Ciccone como Reinwick podían incriminarse a sí mismos y como testigos carecían de las garantías indispensables para defenderse, por lo que sus dichos podían nulificarse y afectar la solidez de la investigación. Para las defensas, la decisión de Lijo violaba el debido proceso legal y afectaba los "derechos constitucionales" de sus clientes, por lo que apelaron a la Cámara.

pd: el resto de la nota publicada en LA NACIÓN, acá.

domingo, 1 de junio de 2014

Ciccone - 15 pruebas vs Boudou (y 10 más que vienen)

Para el juez federal Ariel Lijo, que aparezca una foto comprometedora de Amado Boudou es irrelevante. ¿Por qué? Porque el magistrado ya dio por probado el vínculo entre él y su socio José María Núñez Carmona con el único rostro visible de The Old Fund y presidente de Ciccone Calcográfica. Alejandro Vandenbroele, remarcó Lijo, "es conocido de ambos".


¿Cómo y por qué el juez arribó a esa conclusión, que derriba uno de los argumentos defensivos centrales del vicepresidente durante los últimos dos años? ¿Qué pruebas se acumularon en la "causa Ciccone" para colocar a Boudou al borde de su procesamiento? ¿Qué otras evidencias podrían salir a la luz, acaso con repercusiones incluso internacionales?

A estos interrogantes se suma un último eje: ¿quién aportó los más de $ 50 millones que le permitieron a Vandenbroele reflotar Ciccone? ¿Fue Raúl Moneta, cuya presentación fue rechazada por el síndico de la quiebra por insustancial? ¿Fue el dueño del Banco Macro, Jorge Brito, amigo de Boudou y de Núñez Carmona? Y si parte del dinero pasó por Estados Unidos, ¿podrían las autoridades antilavado de ese país comenzar a hurgar en las transferencias multimillonarias?

pd: el resto de la nota publicada hoy en LA NACIÓN, acá.